Mujeres asumen mayores responsabilidades de cuidado durante la pandemia

El Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres desarrolló el conversatorio "La tarea del cuidado durante y pospandemia". En este marco, mujeres de la sociedad civil expusieron diversas temáticas relacionadas con la violencia de género, derechos de las mujeres, pobreza, situación laboral, solidaridad, entre otros temas.


Cecilia Delgado, lideresa de la zona del Calderón indicó que la responsabilidad de la mujer se agudizó durante la pandemia y, a pesar de ello, no han sido valoradas ni social ni económicamente.
Así mismo, señaló que en este tiempo ha aumentado la violencia de género y el único recurso de defensa ha sido la llamada de auxilio al 911, pero qué respuesta se puede dar a quienes no pudieron acceder, preguntó. En ese sentido, dijo que el Estado debe garantizar una vida digna a las mujeres y el Gobierno trabajar en campañas de prevención contra la violencia.
El turno fue para Andrea Encalada, representante de Ciudad Bicentenario, quien resaltó el apoyo de las organizaciones sociales para fomentar la ayuda humanitaria y enfrentar la pandemia por el Covid-19. Sostuvo que en Ciudad Bicentenario se consiguió la entrega de cientos de kits de alimentos para mujeres que fueron las más afectadas económicamente. 
De su parte, Jessica Jaramillo presidenta de la Fundación Contra la Violencia de Niños, Adolescentes y Mujeres, sostuvo que debido a la pandemia, la pobreza y el desempleo especialmente, en las mujeres, se agudizó.
Resaltó que las mujeres viven una sobre exigencia, pues la carga de trabajo en este tiempo, ha sido superior a la que se afrontaba antes del covid-19. Indicó que debe existir protección a las mujeres en el ámbito laboral. Resaltó que si bien se abrieron canales de denuncia por agresiones no hay la entrega inmediata de medidas de protección.

50317628316_6790421bc9_c

Así mismo, agregó que todos los miembros de la familia deberían encargarse de las tareas del hogar para no sobre exponer a las mujeres. “Es una apuesta por la convivencia”, manifestó.
Al finalizar Nidya Pesántez, especialista del Programa ONU Mujeres, resaltó que el trabajo doméstico no remunerado es una contribución de las mujeres al desarrollo y a la supervivencia económica de los hogares que no se reconoce. Señaló que este trabajo no remunerado restringe la posibilidad para que las mujeres generen ingresos propios, o busquen opciones en el mercado laboral.
Además, mencionó que en Ecuador las mujeres dedican tres veces más tiempo a la semana para el trabajo de cuidados que los hombres.
SV/ea

Está en HechosEcuador, medio de comunicación digital. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. SOBRE NUESTRAS POLITICAS