Familias chonenses también optan por cobijarse en sus propiedades en el campo 

IMG-20200606-WA0016

Ante la emergencia sanitaria que vive el país, muchos chonenses optaron por “refugiarse” en el campo, ya que consideran que existe menos peligro para sus familias, especialmente para sus parientes más vulnerables como adultos mayores, personas con discapacidad y embarazadas, entre otros.
Hay quienes retornaron por la temporada escolar de sus hijos, pero otros como José Cedeño siguen alejados de la ciudad. En su caso, él instaló internet para que sus tres niños reciban clases virtualmente. “Soy taxista, pero desde el inicio de la emergencia me quedé sin trabajo. Acá en el campo me gano la vida”, afirmó. 
Para Manuel Cedeño, en el campo está alejado de las aglomeraciones e informaciones falsas, y disfruta de un aire más transparente y sobre todo tiene la tranquilidad para su familia. “Esto no significa que no podamos ser contagiados por el coronavirus u otra enfermedad, pero el contacto es mínimo, ya que no salgo más allá de mi propiedad”, afirmó el agricultor de 67 años.
Carlos Ochoa, por su parte, mencionó que desde que salió de su propiedad tenía más de 15 años que no volvía. "Creo que ha sido la mejor oportunidad para retornar con mi familia por estos días y quizás más seguido, ya que este virus nos ha enseñado que el trabajo no es todo. La vida es una sola. Depende también de nosotros”, refirió.

IMG-20200606-WA0018

Manuel y Carlos permanecen con sus familias en el sitio Plata, de la parroquia Ricaurte. Ambos llegaron a la ciudad el martes a realizar compras y retornaron a sus propiedades. Coinciden en que por el bien de todos esperan que esta emergencia pase pronto. Ellos, por ahora, vuelven al lugar de donde salieron, dijeron entre sonrisas.

Está en HechosEcuador, medio de comunicación digital. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. SOBRE NUESTRAS POLITICAS