Los 5 minutos del Espíritu Santo

espiritu santo

Domingo, 17 de Mayo 2020

La súplica nos alivia por dentro, porque cuando los pedimos ayudamos al Espíritu Santo sentimos la carga que estamos teniendo ya no es tan pesada. Seguro él nos ayudará de alguna manera para encontrar una salida, y sobre todo para que separemos cómo enfrentar esa dificultad.

El Espíritu Santo es como un maestro interior, como un médico del alma, como un especialista en masajes interiores que sabe poner las cosas en su lugar. Así, las dificultades no te enferman, no te derriban, no te lastiman tanto, porque él derrama una fuerza, un perfume, un bálsamo que te alivia en medio de los problemas. Por eso, nada mejor que pedir ayuda al Espíritu Santo.

La misma Biblia nos dice que tenemos que suplicar y pedir ayuda: “Confía tu suerte al Señor, y él te sostendrá"
(Salmo 55,23). “No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia recurran a la oración y a la audiencia" (Filipenses 4,6).

"Si alguien está afligido, que ore" (Santiago 5,13). La súplica es descargar las preguntas en el Señor, sabiendo que él se ocupa de nosotros cuando se lo permitimos realmente (1 Pedro 5,7). Detengámonos un momento a pedirle ayuda al Espíritu Santo, un suplicarle por cosas que nos preocupan en este momento de nuestra vida”.

Ven Espíritu Santo
Amén
🙏🔥

Está en HechosEcuador, medio de comunicación digital. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. SOBRE NUESTRAS POLITICAS